Con 1 click estás colaborando con una red de ONGs en el acompañamiento de pacientes oncológicos. Con 1 click estás colaborando
¿Cómo participar?

  • Hacer clic en el botón "SUMATE A ILUMINAR"
  • Habilitá la geolocalización en tu dispositivo si no la tenías habilitada
  • ¡Listo! Has sumado tu luz para llenar el mapa de Pequeños Grandes Momentos

Concepto

Un #PequeñoGranMomento es... cantar en la ducha, leerle a tu nieto, dormir al sol, reirte con amigos, pasear en bici... o todos esos pequeños detalles del día que te hacen grande la vida.

Un #PequeñoGranMomento

Momentos

Con tan sólo un click estás colaborando con una red de ONGs que trabajan en el acompañamiento de pacientes oncológicos

Juntos podemos llenar el mapa de luz para concientizar

797 personas

...ya nos ayudaron a iluminar el mapa de Pequeños Grandes Momentos.

#PequeñoGranMomento

¿Por qué es importante conocer el cáncer?

Porque la incidencia está en aumento, debido a una mayor detección y a la mayor expectativa de vida de la población. Siempre decimos que una de cada dos personas puede tener cáncer a lo largo de su vida y el riesgo aumenta con la edad.

Sobre el Cáncer

El término “cáncer” designa a un amplio grupo de enfermedades que comienzan en las células, componentes básicos del organismo. El cuerpo está compuesto por muchos tipos de células, que normalmente crecen y se dividen para producir nuevas que son indispensables para mantener sano el organismo. Algunas veces este proceso ordenado se descontrola. Nuevas células se siguen formando cuando el cuerpo no las necesita y otras viejas no mueren cuando deberían morir, formando una masa de tejido que se denomina tumor. Los tumores pueden ser benignos o malignos y sólo estos últimos son cancerosos.

Cáncer de pulmón

¿Qué es el cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón es uno de los más frecuentes a nivel mundial. En la Argentina la incidencia del cáncer de pulmón es de 10.296 casos (9.8%). Estos datos lo ubican en el cuarto lugar en ambos sexos. El cáncer de pulmón afecta sobre todo a personas entre 60 y 65 años. Menos del 15% de los casos acontecen en personas menores de 30 años. Sin distinción de sexos, es el cáncer que más mortalidad genera.

Los síntomas más frecuentes suelen ser dificultad respiratoria, tos (incluyendo tos con expectoración sanguinolenta) y pérdida de peso, así como dolor torácico, ronquera o hinchazón en el cuello y la cara.

Prevención y factores de riesgo

  • Humo de tabaco

    Es causa de la mayoría de los casos de cáncer pulmonar, siendo el factor de riesgo más importante. Las sustancias nocivas del humo tabáquico lesionan las células del pulmón.

  • Contaminación del aire

    Este factor puede aumentar levemente el riesgo de cáncer de pulmón. El riesgo por contaminación del aire es mayor para los fumadores.

  • Exposición a sustancias nocivas

    Las personas que trabajan en la industria de la construcción, química y minera pueden estar expuestas a gases radioactivos y otras sustancias como asbesto, arsénico, cromo, níquel, hollín, alquitrán, razón por la cual tienen mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón. Dicho riesgo es aún mayor en quienes fuman.

  • Antecedentes familiares

    Las personas con un familiar que ha padecido cáncer de pulmón pueden tener un leve aumento en el riesgo, aunque no fumen.

  • Antecedentes personales

    Las personas que ya han tenido cáncer de pulmón tienen mayor riesgo de padecer un segundo tumor de pulmón.

  • Edad mayor de 65 años

    El cáncer de pulmón se diagnostica frecuentemente en personas mayores de 65 años.

Contenido difundido con fines informativos, obtenido de http://www.msal.gov.ar/inc/ y bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 2.5 Argentina License

Cáncer de mama

¿Qué es el cáncer de mama?

Es una enfermedad causada por la multiplicación anormal de las células de la mama que forman un tumor maligno. Se trata de una enfermedad que afecta mayoritariamente a mujeres de entre 45 y 70 años de edad. En Argentina, el cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en mujeres. Se producen 5600 muertes por año por cáncer de mama.

Factores de riesgo

Prevenir el cáncer de mama significa disminuir o eliminar la exposición de la mujer a factores de riesgo de forma tal de reducir las posibilidades de desarrollar cáncer de mama. La adherencia a estilos de vida saludable es una forma de actuar de modo preventivo:

  • Tabaco

    No fumar

  • Dieta

    Evitar el consumo de grasas

  • Ejercicio

    Realizar actividad física

  • Alcohol

    Moderar el consumo de alcohol

Prevención Secundaria

Al mismo tiempo, la prevención secundaria consiste en la detección temprana del cáncer de mama. Básicamente hay dos formas de detectar el cáncer de mama.

  • Mamografía

    La primera es por medio de la mamografía, que consiste en realizar una radiografía de las mamas

  • Ecografía Mamaria

    En caso que el médico lo crea conveniente, también se utiliza la ecografía mamaria como método de diagnóstico. Con este estudio es posible detectar el cáncer de mama en su fase asintomática, cuando todavía la lesión no es palpable, o es mínimamente palpable, por lo cual, es posible recurrir a mejores posibilidades de cura, con tratamientos menos agresivos que los que se realizan cuando el cáncer está más avanzado

  • Examen físico

    Cuando el cáncer provoca síntomas y alteraciones de la mama detectables al examen físico, significa que estamos en presencia de un nódulo palpable. En un estado avanzado de la enfermedad se pueden observar variables manifestaciones como retracción del pezón, cambios en la textura y el color de la piel, prurito o lesiones descamativas en el pezón

Recomendaciones

  • De 50 a 70 años

    La recomendación es que todas las mujeres de entre 50 a 70 años se realicen un estudio mamográfico cada dos años junto a un examen físico de las mamas por parte de un profesional de la salud

  • De 40 a 50 y mayores de 70 años

    Por otra parte, tanto en las mujeres de entre 40 y 50 años como en las mayores de 70 la decisión de hacer o no una mamografía debe ser personalizada. La mujer debe hablarlo con su ginecólogo/a o con su médico/a de cabecera, y valorar los pros y los contras de hacer el estudio mamográfico

Contenido difundido con fines informativos, obtenido de http://www.msal.gov.ar/inc/ y bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 2.5 Argentina License

Cáncer de próstata

¿Qué es el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es un tumor maligno originado en las células prostáticas. El subtipo más frecuente se denomina adenocarcinoma. Es el cáncer de mayor incidencia en hombres en nuestro país y ocupa el tercer lugar en mortalidad, luego del cáncer de pulmón y el cáncer colorrectal en varones.

Este tumor suele crecer muy lentamente, por lo que a menudo no presenta síntomas tempranos. En etapas avanzadas, los síntomas más frecuentes son: aumento en la frecuencia al orinar, flujo urinario débil, urgencia al orinar (aunque estos síntomas también pueden presentarse en enfermedades benignas de la próstata), sangrado en la orina y dolor pélvico o lumbar.

Prevención y factores de riesgo

Este tumor afecta principalmente a los hombres mayores de 65 años y si bien no se conocen las causas exactas que originan el cáncer de próstata, existen factores de riesgo que favorecen su desarrollo:

  • Edad

    Es el principal factor de riesgo. Esta enfermedad es poco frecuente en hombres menores de 50 años y las probabilidades de padecerlo aumentan considerablemente con la edad.

  • Antecedentes familiares

    El riesgo de un hombre es mayor si su padre o hermano tuvieron esta enfermedad. Cerca de un 10% de los cánceres de próstata pueden darse como resultado de una predisposición genética o hereditaria.

  • Dieta

    Algunos estudios sugieren que los hombres que consumen una dieta con gran contenido de grasa animal o carne pueden tener riesgo mayor de presentar cáncer de próstata. Los hombres que consumen una dieta rica en frutas y verduras pueden tener un riesgo menor.

Contenido difundido con fines informativos, obtenido de http://www.msal.gov.ar/inc/ y bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 2.5 Argentina License

Cáncer colorrectal

¿Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer de colon y recto -o colorrectal (CCR) es el tumor maligno que se desarrolla en la última porción del tubo digestivo, el intestino grueso, que está compuesto por el colon y el recto, y se produce como consecuencia de una compleja interacción de factores hereditarios y ambientales. En más del 80/90% de los casos de CCR se produce primero un pólipo (un crecimiento anormal de las células de la pared interna del intestino grueso) denominado adenoma, que puede crecer lentamente durante más de 10 años, y si no se detecta y extirpa a tiempo puede transformarse en un cáncer colorrectal.

El 90% de los cánceres colorrectales se producen en personas mayores de 50 años de edad y tiene una incidencia levemente mayor en hombres que en mujeres. El cáncer colorrectal (CCR) es el segundo cáncer más frecuente en nuestro país, representa el 11,8% del total de casos en ambos sexos, detrás del cáncer de mama (16,8%) y antes del de próstata (9,7%).

Sin embargo, este tumor es uno de los más factibles de prevenir: la progresión lenta, ya señalada, del adenoma hacia el CCR favorece la realización de exámenes periódicos denominados de pesquisa para detectar y extirpar los pólipos permitiendo prevenir la enfermedad con significativa disminución de la incidencia. Además cuando el CCR es detectado en una fase temprana, las posibilidades de curación son superiores al 90% y los tratamientos son menos invasivos.

Prevención y factores de riesgo

Las siguientes recomendaciones son de carácter general y constituyen lo que se denomina como prevención primaria del cáncer de colon y recto. A partir de los 50 y hasta los 75 años es necesario que todas las personas, aunque no tengan síntomas, se efectúen chequeos regulares para detectar y extirpar los adenomas o detectar y tratar el cáncer colorrectal en una etapa temprana. Esto se denomina prevención secundaria de la enfermedad. En caso de existir antecedentes familiares o personales de cáncer de colon o pólipos debe consultarse con un médico especialista debido a que puede ser necesaria la realización de exámenes a más temprana edad.

Existen diferentes acciones que las personas pueden adoptar para prevenir el CCR:

  • Dieta

    Consumir una dieta rica en fibras, especialmente vegetales y frutas

  • Dieta

    Disminuir el consumo de carnes rojas y grasas de origen animal

  • Dieta

    Ingerir productos ricos en calcio (lácteos)

  • Ejercicio

    Realizar ejercicio físico regularmente y evitar el sobrepeso

  • Alcohol

    Disminuir el consumo de bebidas alcohólicas

  • Tabaco

    Evitar el tabaco

Contenido difundido con fines informativos, obtenido de http://www.msal.gov.ar/inc/ y bajo licencia Creative Commons Reconocimiento 2.5 Argentina License

Cáncer de hígado

¿Qué es el cáncer de hígado?

El HCC es un problema mayor de Salud Pública Mundial: es el quinto cáncer más frecuente y segundo como causa de muerte por neoplasia. La incidencia actualmente es de 16/100.000 habitantes por año. Representa 7% de todos los cánceres. El hepatocarcinoma (HCC) es la segunda causa de muerte por cáncer entre los hombres en los países en vías de desarrollo, y la sexta causa en los países más desarrollados, teniendo como principales factores de riesgo a la hepatitis B (HBV), hepatitis C (HCV) y la cirrosis por alcohol.

Prevención y factores de riesgo

Los factores que aumentan el riesgo de padecer cáncer primario de hígado incluyen los siguientes:

  • Profilaxis primaria

    El objetivo más importante de la profilaxis primaria es prevenir el HCC en las personas sanas.
    El abordaje de mayor impacto en este campo, es limitar la infección por HBV utilizando la herramienta más poderosa que es la vacunación anti-hepatitis B.

  • Profilaxis secundaria

    Un papel significativo representa en este campo la terapéutica antiviral de las infecciones crónicas por HBV y HCV, especialmente en las etapas tempranas previas a la aparición de cirrosis.
    Existen fuertes evidencias de que una terapia antiviral efectiva dirigida a controlar la infección por HBV y erradicar el HCV, reduce substancialmente el riesgo de HCC.

  • Ecografía

    Los estudios de seguimiento para la detección precoz del HCC deben estar dirigidos a una población de riesgo bien determinada. Varios estudios epidemiológicos han determinado que los principales factores de riesgo son: varón, edad avanzada, cirrosis hepática de cualquier etiología y elevación de los niveles séricos de AFP (alfafetoproteina). Entre estas, la cirrosis está considerada como el principal factor de riesgo, por lo que los programas de detección deberían ir dirigidos a estos pacientes (especialmente en cirrosis secundarias a hepatitis B y C). El sistema BCLC (Barcelona Clinic Liver Cancer) distingue cinco estadios de enfermedad: muy temprano, temprano, intermedio, avanzado y terminal y relaciona cada estadio con una estrategia de tratamiento.

Consenso Argentino de Hepatocarcinoma 2015. Asociación Argentina para el Estudio de las enfermedades del Hígado